Tortillas de trigo, quesadillas y guacamole JUNTOS

Una se acostumbra a todo, el nivel de ansiedad ha bajado y la paz ha invadido mi mente. Encontrar otra vez ese lugar al que perteneces aunque ésta no sea la mejor de las maneras por las carencias que esta circunstancia nos impone, siendo unos privilegiados porque no le falte la salud a la gente que quiero, no deja que sea éste un momento de encontrarme una vez más.

La vida me ha hecho pasar en varias ocasiones por esto de reinventarme, cuestionarme o hacer salir de esa zona de confort que nos hace sentir seguros. Me gusta amasar, estudiar y dar clases, me gusta enseñar lo que se y aunque no lo esté haciendo como a mi me gustaría, está siendo maravilloso. Me faltáis a mi lado cuando amasáis, me falta vuestra presencia en esos “cursos” en directo que estoy impartiendo semanalmente en mi instagram, escucharos, ayudaros y reírnos juntos.

Tomé una buena decisión ese 18 de Marzo que empezamos a compartir tiempo juntos en la cocina. Me falta que en esa cámara en la que solo me veo yo os viera a todos vosotros disfrutar. De todas maneras me llegan vuestras menciones en forma de amor, me llegan vuestras vivencias juntos en la cocina. Me llegáis y lo sabéis.

Además siento un orgullo inmenso de lo que soy y todo esto reafirma mi filosofía de vida, ésa que me hace dormir tranquila por las noches. “Da lo que tienes y recibirás lo que mereces”, sé que ésta filosofía no siempre funciona pero creo que es lo que da equilibrio a este mundo egoísta y desconsiderado en el que vivimos. Aunque parar me ha hecho recapacitar sobre la velocidad de crucero que marcaba mi presente, también me ha servido para darme cuenta que a pesar de los pesares yo ya disfrutaba de la vida, desde bien pequeña aprendí a valorarla, porque la vida con sus cosas buenas y malas es maravillosa.

Y entonces te das cuenta de las carencias, y no son de comprar esto o aquello, de ganar más o menos dinero para poder permitirte cosas más caras y vistosas, ni tan siquiera es importante si te puedes permitir un sencillo bocadillo o un menú de estrella. Te das cuenta que lo primero que quieres hacer es abrazar y besar a los tuyos, brindar mirando a los ojos de verdad y no esos que se ven por Skype.

No me veo saliendo como las locas a comprar ropa de primavera, ni tan siquiera a por aquel bolso o esas sandalias que vi en ese escaparate, no es el consumo de lo material el que echo de menos sino de el del amor. Saldré como las locas a abrazar a mi madre, mi hermano, mi sobrino y a tantos amigos y seres queridos que necesito achuchar. Es que encima yo he sido siempre mujer de contacto, me gusta expresar lo que siento con mis gestos y justamente este aspecto de mi personalidad es lo que hace de mi persona una persona carente de falsedad o hipocresía (a veces no saber disimular también es un fallo pero es uno de esos que estoy preparada para soportar), me va a costar la vida reeducarme en este aspecto y asimilar que cuando salgamos ahí fuera la distancia social será difícil pero habrá que hacerla por el bien de todos.

Ahora mismo me siento como nuestros ancestros cuando dejaron de ser nómadas para situarse en un lugar y hacer de éste un lugar seguro. Mi casa es mi cueva y es la que me hace sentir tranquila. Ésto no quiere decir que no tenga ganas de salir y de que la vida sea “normal”, quiere decir que para salir ahí fuera el ambiente no tiene que ser hostil porque sino yo me quedo esperando a que las “malas bestias” pasen. Nuestros ancestros aprendieron qué era el miedo y cómo gestionarlo por propia supervivencia, también a hacer de su cueva su seguridad. Cuando salgamos que sea con el miedo justo para recordar y con la seguridad de que ésto no nos llevará por delante. Actuar con responsabilidad y sin egoísmos es lo que nos puede hacer mas fuertes como personas. De todo se aprende, y ésta no puede ser una oportunidad perdida, tiene que ser una oportunidad ganada y eso sólo está en nuestras manos. Da igual lo que diga ese político o ese periodista, no nos debería representar ningún humano que no defiende justamente eso, la humanidad.

Porque si pudiera elegir un nuevo mundo ahora mismo, yo elegiría un planeta donde la prioridad sea respetarlo y respetarnos. Vivir en paz con la naturaleza agradeciéndole su grandeza y generosidad y en paz con nosotros mismos, porque ésta sería la única manera de generar esa paz tan necesaria. En éste mundo nuevo que la bandera y la patria que nos una sea la de ser humanos.

 

QUESADILLAS Y GUACAMOLE “LAIA”

 

 

INGREDIENTES (para 8 tortillas de 50gr)

250gr de harina común 

100gr de agua hirviendo

40gr de aceite de girasol

5gr de Royal (impulsor para bizcochos)

5gr de sal 

 

Cómo se preparan las tortillas de trigo.

Es importante que el agua esté hirviendo para que formemos la masa como tiene que ser, con agua fría no se parecería en nada. Ponemos la harina, el Royal (impulsor de bizcochos, no levadura para panadería) y la sal en un cuenco. Añadimos el aceite de girasol (podéis poner aceite de oliva pero es recomendable que sea una aceite muy suave) y por último añadimos el agua hirviendo, removemos en el primer golpe con una cuchara de palo para no quemaros y luego ya amasaremos con las manos de manera habitual hasta tener una masa homogénea, la porcinaremos en bolas de 50 gramos y dejaremos en la encimera reposar unos 10/15 minutos.

Estiraremos la masa con la ayuda de un rodillo, lo importante es que nos quede muy finas, no importa si son mas o menos redondas. Se tiene casi que transparentar la encimera y cuando las cojáis para ponerlas en la sartén se vea casi los dedos a través de ella. Tenemos que tener cuidado a la hora de cocinarlas para que no se nos hagan de más. Pondremos una sartén que no se pegue, al fuego alto (mi inducción tiene 9 posiciones de temperatura y la pongo al 8), y echaremos la tortilla bien fina, veremos como se forman burbujas, la haremos un minuto de cada lado.

Importante: Sacaremos a un trapo de algodón limpio y cerraremos bien el trapo para que no pierda la humedad. Si vais a utilizarlas para quesadillas no importa si las hacemos un poco más, s son para burritos o tacos intentad dejarlas mas blancas para que nos queden más flexibles.

Como se preparan las quesadillas.

Pondremos una tortilla de trigo, bien de queso encima (se admiten quesos de vuestra zona, del que más os guste, ahí podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación), y los ingredientes salteados que vayáis a utilizar.

Las mías son de: Setas, ajo y perejil. Cebolla, pimiento rojo, tomate y picante y panceta ahumado, pepinillos y cebolleta. Todas ellas siempre con una base de queso.

Cuando tengamos montado el tema, las haremos en la sartén donde hemos hecho alas tortillas, siempre empezaremos del lado del queso para que se derrita y los ingredientes queden ahí bien metidos. Las haremos por los dos lados hasta que se doren. Sacaremos y cortaremos, tienen que quedar finas, doradas, crujientes y con el relleno fundente.

Como se prepara el guacamole “Laia”.

Ingredientes.

1 aguacate

Tomate picado

cebolleta picada

Lima al gusto

Cilantro

Sal

Empezaremos sacando la carne del aguacate (momento en el que hay que tener suerte para que salga bueno) y poniéndola en un plato, lo aplastaremos con un tenedor, le añadiremos la sal, la cebolleta y el tomate picado. A continuación añadiremos el zumo de un trocito de lima y el cilantro, removeremos y listo.

La idea es comerte la quesadilla con el guacamole pero yo en vuestro disfrute no me meto, faltaría más.

Para el pico de gallo utilicé lo que tenía a mi alcalce: Pimiento rojo, pimiento verde, guindilla fresca (a falta de jalapeño), cilantro, cebolleta, lima y sal. Todo bien picado. Funciona genial esta mezcla. 

 



Categorías:juntos, masas, Mis historias

Etiquetas:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: