Codornices escabechadas receta para princesas

Me niego, me niego a dejar de ser una chica, me niego a pensar que por tener que luchar en un mundo de hombres tenga que dejar de sentirme diferente a vosotros (los hombres). Me niego a pasar por una igualdad ficticia, una que te hace simplemente posicionarte en una feminidad impostada. Me niego a pensar que una no puede sentirse princesa y mujer luchadora al mismo tiempo. Me niego a que unos cuantos hagan de un esteoreotipo de disney (pixar o llámalo X) el responsable de la situación de las mujeres en este mundo, a menos que me digáis que Gallardón es el malo de la película que en ese caso estaré con vosotros.

Lo veo en mi pequeña Laia, la que adora las películas de dibujos y que se da cuenta, como yo, que las princesas son diferentes a quellas chicas lángidas e indefensas de mis tiempos hayá por el pleistoceno. Aquellas que esperaban a que ellos vinieran al rescate, aquellas que esperaban a que los pajarillos les ayudaran a vestirse, que los ratoncitos les cosieran los vestidos y que los problemas los solucionaran otros. Eso ha cambiado amigos, igual que los tiempos y las mujeres actuales. Lo que más me gusta de este cambio es que las princesas siguen siendo princesas por qué son princesas. Igual que pasa con las mujeres, seguimos siendo mujeres aunque tengamos que remar contracorriente.

 

Lo veo en ella, lo veo en mi pequeñita y  me siento bien cuando me dice que las princesas son valientes y pelean, me gusta cuando ve Brave y ve que las mujeres también sabemos luchar por nuestros sueños, me gusta cuando ve Enredados y se da cuenta de que las mujeres también puedemos ser inconformistas, me gusta cuando ve Frozen y ve que una princesa también puede ser libre. Me gusta que disney se haya dado cuenta de que aquellas cenicientas, bellas durmientes o Blancanieves se quedaron estancadas en otra época y que aunque los tiempos que corren hayan cambiado las princesas también lo pueden hacer con él.

princesas

Me gustan las flores, los detalles, los hombres atentos, me gusta sentirme como una princesa, ¡qué digo como una princesa! Me gusta sentirme como una reina y eso no me hace menos actual, menos luchadora ni menos mujer.

 

CODORNICES ESCABECHADAS

codornices escabechadas

Ingredientes.

Muslitos de codorníz

Romero

Tomillo

Ajos

Pimienta negra

Sal

Vinagre de manzana

Caldo de ave

Aceite de oliva virgen extra

Flores comestibles (Aroa)

Microvegetales (Koppert Cress)

 

Proceso.

Empezaremos preparando los muslitos de codorníz, intentaremos cortar los tendones y hacerlos en forma de chupa chups bajando toda la carne hasta hacer una bolita en el extremo gordo del hueso. A continuación los salpimentaremos y los marcaremos en una sartén con un poco de aceite, sólo dorarlos ligeramente, los sacaremos y reservaremos.

Para preparar el escabeche pondremos en un cazo 1 parte de vinagre, 1 parte de caldo y 2 partes de aceite de oliva virgen extra (usad un buen vinagre y un buen aceite por que será la base de que el escabeche quede bueno). Añadiremos también el romero, el tomillo y los dientes de ajo enteros, meteremos tambien los muslitos y los pondremos a fuego muy suave. Cuando veamos que empiezan a formarse pequeñas burbujas tendremos los muslitos escabechándose unos 6/8 minutos. Podemos consumir inmediatamente o dejarelos en su escabeche para comerlos en días posteriores. Son perfectos para acompañar a una buena ensalada verde o preparar un entrante para una comida especial.

codonices con flores

On egin!

 

Anuncios


Categorías:carnes, entrantes, Mis historias, recetas para ocasiones especiales, tapas o pintxos

Etiquetas:, , , , , , ,

4 respuestas

  1. Un platazo, reina. Sí, señora!!

  2. Me ha encantado tu post, la verdad es que por mi experiencia, querer luchar contra el gusto por las princesas en mis hijas es lucha perdida. Pero también he descubierto que con los años la cosa se relaja, jaja De todas formas Disney no se inventó nada, esas princesas ya existían fueron escritas por otros muchísimos años antes. Somos nosotros los que tenemos que relativizar y ampliar en nuestros hijos e hijas el espectro de ejemplos adultos a seguir. Hay princesas ñoñas, princesas valientes y algunas que ni siquiera son princesas pero molan.
    Sobre la receta, las codornices me encantan pero siempre las hago en salsa y enteras para luego comerlas con los dedos chuperretando bien los huesitos. Alguien te diría que más que de princesas es una receta con “mariconadas” no? la gente lo usa mucho para referirse a este tipo de platos y yo lo odio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: