Mis tartitas de trufa, mascarpone y frambuesas. Lo rosa no es sólo de chicas.

Ayer ví un video de una niña que decía que los fabricantes de juguetes nos engañaban para que las niñas compren siempren cosas rosas y los niños cosas de otros colores. Me recordó a mi época menuda, nunca fuí una niña al uso y aunque si he de admitir que pasé mi época rosa, ésta fué bastante corta. Me gustaba jugar a los Clicks y Argamboys con mi hermano y eso que él no estaba muy de acuerdo y siempre me mandaba a una esquina del cuarto a hacerles la comida a los guerreros que se marchaban al frente. Ahí surgían los primeros conflictos porque yo me veía muy capaz de ir también a la guerra como los guerreros mas audaces.

Una niña de cinco años cree que «las empresas nos engañan para que compremos cosas rosas».

Nunca he sido una niña al uso y quizás eso es lo que me ha marcado el camino para no ser tampoco a mis 34 años  una mujer convencional. Recuerdo mis Barbies, que tanto se empeñaban en regalarme, perfectas, sentadas en sus sillones, en las baldas de mi habitación cómo si de un museo se tratara. Recuerdo cuando los Reyes Magos me traían esas muñecas y miraba con ojitos aquel balón Mikasa que le regalaron a mi hermano. Me solía preguntar si quizás los Reyes no me conocían y se pensaban que yo era una niña culaquiera. Mi periplo por el mundo muñequil pasó por formar mi propia banda armada con rotus y tijeras en mano haciendo de mis muñecas unas cosas siniestras, despeluchadas y pintorrejeadas. Con el paso de los años la banda armada pasó a ser la banda de la ignorancia absoluta.

Recuerdo como si fuera ayer el día que le pedí a mi madre que me apuntara al equipo femenino de fútbol sala del colegio, recuerdo los argumentos para convencerme, “Ainara, ¿ recuerdas las piernas de Bakero? pues se te quedarán asi”, a mi me daba igual porque lo que quería era  jugar al fútbol y asi lo hice durante 6 años.

Han cambiado muchas cosas en la sociedad pero hay que darle la razón a esta niña que con sólo 4 años se da cuenta de lo sexista que es el mundo de los juguetes, muchos pensareis que estoy exagerando pero a mi no me lo parece. Pienso que hombres y mujeres somos lo suficientemente diferentes como para forjar nuestro propio camino sin tener que esperar a que nadie nos lo marque.

Lo veo en mi pequeña Laia, le gustan los coches, los camiones, los balones pero también le gusta su patinete rosa y ha pedido un Nenuco para Navidad porque le quiere dar el biberón y cambiarle los pañales. Lo veo en mi sobrino Hugo que le gusta maquillarse, las muñecas pero también los balones y los coches. Al fin y al cabo no somos tan diferentes en el inicio de nuestras vidas, así que no necesitamos a nadie que nos diga que las niñas somos rosas y los niños azules. La igualdad no pasa por esto, la normalización si. Recuerdo cuando mi pequeña era un bebé y todo el mundo se pensaba que era un niño por el simple hecho de llevar un cochecito de colorines y no uno rosa lleno de lazos. Lo difícil que se le hizo a mucha gente asimilar que por ser una niña no llenaría de lazos y bordados como si fuera un pastelito fondant. Si ella quiere ser rosa que lo elija por su propio criterio no porque nadie le tenga que decir que las niñas son rosas.

TARTITAS DE TRUFA, MASCARPONE Y FRAMBUESA.

present

INGREDIENTES:

Pasta Brisa de cacao (enlace de mi receta)

300 gr Chocolate Lindt al 70%

150 gr Nata para montar

Mascarpone

Vainilla

Ralladura de limón

Azucar glas

Dulce de leche

Frambuesas

Cacao en polvo

INSTRUCCIONES:

Empezaremos poniendo una porción de pasta brisa de cacao en el molde metálico de magdalenas, pondremos un poco de papel de hornear dentro y garbanzos para que la pasta no suba y hornearemos durante 20 minutos 180 grados. Sacaremos y dejaremos reposar las tartaletas sobre una rejilla.

proceso1

Para preparar la trufa calentaremos la nata y la echaremos sobre el chocolate troceado, removeremos hasta formar una crema homogénea. Llenaremos las tartaletas un poco menos de la mitad con la trufa y dejaremos enfriar un buen rato.

Para preparar la crema de mascarpone rallaremos medio limón y le añadiremos unas cuantas gotas de eencia de vainilla, le podemos añadir un poco de azucar glas para darle un toque pero sin pasarse, no tiene que quedar dulce. Si está muy espesa podemos añadirle un poco de nata.

proceso2

Pondremos la crema sobre la trufa que ya estara solidificada, sobre el mascarpone pondremos un poco de dulce de leche. Colocaremos las frambuesas y antes de emplatar espolvorearemos un poco de cacao en polvo.

final

¡Buen provecho!  On egin!

Anuncios


Categorías:masas, Mis historias, postres, recetas para ocasiones especiales

Etiquetas:, ,

4 respuestas

  1. Realmente delicioso!!estoy de acuerdo en que el rosa no es solo para chicas pero en este caso ojala si fuese solo para chicas para poder comer muchas tartitas!!probaré a hacerlas!Bsts!

  2. Vaya pinta más buena tienen estas mini-tartitas, chocolate y frambuesa ¿quién puede resistirse? Besicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: