Calzone de mejillones

Me gusta recomendaros cosas, además lo hago con  la seguridad de saber que lo que os cuento es tan real como la vida misma. Desde este rincón todas y cada una de las recomendaciones son honestas, sin aditivos (llámese te compro con una cajita a tu domicilio) y con toda la garantía del mundo. No os penséis que por esto una servidora no recibe con los brazos abiertos uno y docenas de productos nuevos para probar en casa pero tienen que ser superiores para que os los recomiende aquí. Pobre pero honrada, y aunque todos seamos un poco putas (que nadie se sienta ofendido por este tema, otro día os lo cuento) difícilmente me pueden comprar con cuatro croquetas congeladas (ya tú sabes mi amol).  De todas maneras en este caso es una recomendación que la doy con toda la tranquilidad del mundo. Cada vez que me preguntáis por buenas harinas y demás utensilios panarras me llena de orgullo y satisfacción ( como diría el cazador de elefantes ) de recomendaros El Amasadero. Una que tiene el morro fino y suele andar entre harinas le da toda la tranquilidad del mundo recibir en casa mis harinas de confi.

El otro día andaba salseando y me llamó la atención que tenían una harina especial para pizza y a mi que me gusta más una pizza que a un tonto un lapíz (no se por que se dirá semejante chorrada) me decidí a pedirla. Después de todo el rollo que os he contado estáis pensando bien, si estoy escribiendo sobre esto es por que me ha gustado y mucho. Ya hemos hablado muchas veces de los trucos para que vuestras pizzas caseras sean casi perfectas  (enlace) , lo de hoy es un punto más para llegar a esa perfección. Se además que os gustan mucho las pizzas o por lo menos mis fotos pizzeras en Instagram son las que más éxito tienen (si os pongo unas acelgas… en fin).  La mejor recomendación es que amaséis uno o dos días antes y dejéis la masa reposar en el frigo bien tapada, ni os imagináis los que ganará vuestra masa en sabor y textura. Otro día hablaremos de las leyes no escritas de la cocina, una de esas nos cuenta que no se debe mezclar mar y queso, buah no tienen ni idea (me gusta vivir al margen de las normas y mucho más de las prohibiciones).

Vamos al vicio, al tema, al asunto que nos ocupa que se que estáis impacientes.

calzone de mejillones

 

Ingredientes para 4 calzones:

*Para la masa:

350 gramos de harina para pizza El Amasadero

50 gramos de semolina

8 gramos de levadura fresca (si va la frigo uno o dos días 4 gramos)

10 gramos de sal

25 gramos de aceite de oliva virgen extra

160/180 gramos de agua

*Para el relleno:

1 kilo de mejillones frescos

Salsa de tomate

Cebolla

Pimiento verde

Guindilla

Cebollino fresco

Mozzarela ahumada

Aceite picante (opcinal)

Cómo se prepara.

Empezaremos amasando y haremos lo posible para dejarla en el frigorífico uno o dos días. Empezaremos poniendo los elementos secos en un cuenco para añadir en aceite y poco a poco el agua. Es mejor dejarnos un poco de agua e ir añadiéndola poco a poco hasta conseguir una masa homogénea ni muy dura ni muy pegajosa. Haremos amasados cortos y dejaremos reposar unos minutos entre amasado y amasado, con tres tandas será suficiente. A continuación meteremos la bola de masa en un cuenco, taparemos bien con film y guardaremos en el frigorífico uno o dos días.

Para el relleno coceremos los mejillones al vapor, una vez cocidos los picaremos en trozos medianos. Por otro lado reduciremos la salsa de tomate, la dejaremos a fuego medio hasta que veamos que ha perdido agua y ha espesado. Empezaremos picando la cebolla y el pimiento negro en trozos medianos y los podremos en una sartén con un poco de aceite y su punto de sal, cuando esté pochado añadiremos los mejillones troceados, la guindilla al gusto y la salsa de tomate. El relleno lo dejaremos enfriar antes de utilizar.

vista arriba

Estiraremos la masa en porciones individuales, pondremos el relleno en una de las mitades del círculo, la mozzarella ahumada, un poco de cebollino y cerraremos como si fuera una empanadilla. Cortaremos la masa sobrante antes de empezar a cerrar, cerraremos con la ayuda de las dos manos dando pellizcos. Pondremos sobre papel de hornear, le haremos un aguajerito en mitad del calzone a modo de chimenea. Hornearemos a 240 grados unos 12/15 minutos, si tenéis chapa o piedra de hornear la calentaremos media hora antes.

corte

Al sacar podemos añadirle un poco de aceite picante por encima.

On egin!

Anuncios


Categorías:masas, Mis lugares, recetas de diario

Etiquetas:, , , , , ,

3 respuestas

  1. Te puedes creer que todavía no he preparado ninguna calzone? ya no tengo excusa!

Trackbacks

  1. Calzone de mejillones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: