Helado cremoso de chocolate o sustitutivo del sexo

Me he estado documentando al respecto porque aunque yo sea una gran fan del chocolate nunca he llegado a entender como se puede comparar al sexo. Siempre había oído la frase de que el chocolate era el sustitutivo del sexo y lo he metido en Google. Cuál ha sido mi sorpresa cuando he visto que la mayoría de las busquedas se centraban en: “chocolate, sustitutivo del amor”.Algo falla. O yo soy muy poco romántica o el resto de la humanidad se han vuelto unos pomposos rosas sin remedio.

El amor y el sexo me gusta que vayan juntos pero nunca he llegado a entender eso de llamar “hacer el amor” al acto físico de practicar sexo. Siempre he pensado que el amor se siente no se hace.

Las palabras bonitas que tanto nos gustan en otras ocasiones en la cama se tendrían que convertir en caricias, susurros y besos. La verdad es que hombres y mujeres tenemos diferente manera de vivir el sexo, pero las dos son compatibles. No me gusta la gente que generaliza, ademas estoy convencida de que los hombres de hoy en día os gusta tanto dar como recibir placer.

Aquellos hombres que follaban a la velocidad de Usain Bolt sin pararse a pensar si su mujer había llegado al orgasmo estan en peligro de extinción y espero que con el tiempo se hayan extinguido completamente.

El sexo es cosa de dos. Tiene que ser un juego divertido, con la confianza de poder vivir el momento mas íntimo de las persona. En la cama no hay vergüenzas ni complejos y las normas las ponen los que forman parte del juego en si. 

Luego están las manías. No entiendo la gente que se deja los calcetines para follar. Dios santo que repelús esos calcetines asperos rozandote las piernas.

Los que no paran de hablar. Y mira que yo hablo, pero ¡antes o después! durante se dice alguna cosa (ya me entendeis) pero no se habla, ni se cuenta nada, ni nada. Hay que estar a lo que se está.

Cosas que pasan en las pelis. Nunca se me han quedado dormidos nada mas terminar. Tampoco se han marchado despavoridos como si fuera Glenn Close en Atracción fatal. Ni se me hubiera pasado por la cabeza hacerlo con un tio que cabo de conocer el el baño de un bar, ¡en el baño de un bar un sábado a la noche! Estamos locos, incómodo, sucio…asqueroso.

El sexo no puede ser programado. Una vez tienes hijos todo cambia. Esos polvetes mañaneros que divertidos eran. Ya no hay intimidad en casa pero eso de quedar para follar, en plan: “esta noche toca ¿no?” me horroriza.

Esos tios que piensan que las pelis porno son la vida normal y creen que todas las mujeres tenemos ligueros y tacones para meternos en la cama. Que deformación teneis los consumidores de porno.

El tema de fingir orgasmos también me tiene mosca. ¿Os haceis los tontos no? Eso se nota. Me lo creo tanto como esas noticias de mujeres que dan a luz sin saber que estaban embarazadas.

La cantidad de polvos que puedas echar en un mes o año, como tú quieras contabilizarlo. Esto es cómo cuando eramos chavalillos y lo que valía el domingo era decir que habías salido hasta las 6 de la mañana. A mi sinceramente dame un dia bueno y no veinte malos y dejate de chorradas.

Y para los que contabilizar los polvos se reduce a contar con los dedos de una mano os dejo esta receta que por lo que he leido no sustituye pero si calma la sed de sexo.

HELADO CREMOSO DE CHOCOLATE

INGREDIENTES:

200 ml de leche entera

100 ml de nata para montar

1  yogurt Griego

200 gramos de chocolate negro de cobertura

90 gramos de azucar

1  yema de huevo

1  pizca de sal

INSTRUCCIONES:

Las recetas de helados son muy sencillas, no son ni largas de contar ni de cocinar. Vamos que si le tuviera que poner grado de dificultad a esta receta, la llamaría: “para estar en la cocina el mínimo tiempo posible”.

Pondremos en un cazo al fuego  la leche, la nata y el azucar. Removeremos hasta que el azucar se disuelva, en ese momento añadiremos el chocolate. Cocinaremos a fuego medio, sin parar de remover hasta que el chcocolate se disuelva del todo.

Por otro lado mezclaremos la yema de huevo con el yogurt Griego. Juntaremos la mezcla y cocinaremos a fuego suave sin que llegue a hervir durante unos 5 minutos. Apagaremos el fuego,  lo echaremos a un recipiente y cuando se haya templado dejaremos un par de horas en el frigorífico. Y estareis pensando que hay que estar mucho tiempo en la cocina, si os vais a tomar algo o dar una vuelta y lo dejais mas tiempo en el frigo no pasará nada.

Una vez esté bien frío, montaremos la heladera con la cubeta previamente congelada y en unos 20 minutos los tendremos. Una vez hecho lo guaradremos en un recipiente de plástico bien tapado en el congelador.

¡Buen provecho!  On egin!

Anuncios


Categorías:lacteos, postres

Etiquetas:, , , ,

2 respuestas

  1. Riquisimo que te quedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: